9 formas de estar realmente concentrado en la oficina – sin importar qué

concentracion

Llegas al trabajo ansioso por comenzar el día. Sabes que tienes una larga lista de cosas por hacer y si no mantienes la concentración, de seguro el día siguiente será una tortura.

Pero llegan las 9.30 am y tú todavía estás revisando tu bandeja de entrada, llena de solicitudes y asuntos laborales que no parecen terminar. Entonces suena el teléfono y te distrae del trabajo que recién habías comenzado a hacer, las conversaciones en la oficina capturan tu atención y de repente sientes la acuciante necesidad de calmar la sed con una taza de té. Para rematar, llega esa orden que has estado esperando y pierdes otros 20 minutos buscando un lugar donde poner el nuevo lote.

Admitámoslo: concentrarse en la oficina, o incluso en casa, es difícil. Por eso lo ideal es ser franco y determinar el problema a menudo eludible desde el principio. Descubrir qué hace que tus ojos se desvíen hacia la ventana, sea fatiga, hambre o tu adicción a Instagram es el primer paso paras tratar de resolverlo. Una vez has arrojado luz sobre el asunto, ¿por qué no probar nuestros consejos para combatir las distracciones?

1. Trabaja sin conexión

El mundo está lleno de distracciones, por lo que debes evitar las tentaciones y los vínculos que tengas con el exterior mediante la creación de un entorno propicio para trabajar. ¿Sabías que alrededor del 60% de las distracciones en la oficina provienen del internet, los emails y los teléfonos móviles? Las llamadas y los correos que recibes constantemente suelen hacer que abandones tu trabajo a la mitad y para cuando regresas, has perdido toda noción de lo que estabas haciendo.

Así que, ¿por qué no vencer las distracciones y renunciar a tu teléfono, correo electrónico, redes sociales e incluso tus compañeros de trabajo durante un par de horas al día para realmente trabajar? A la antigua, con lápiz y papel. Pídeles a tus compañeros de oficina que te dejen trabajar en silencio por un cierto periodo de tiempo y pronto verás que la ausencia de distracciones se traduce en una mayor concentración.

Sin embargo, si entendemos que renunciar a Internet toda una tarde no es muy viable, por qué no establecer ciertos límites (como el número de veces que revisas tu correo) que pueden dar también muy buenos resultados.

2. ¿Estás sentado cómodamente?

sentarse

Quizá te sorprenda saber que estar sentado en tu escritorio la mayor parte del día puede ser realmente una tarea extenuante y tener un efecto negativo sobre tu cuerpo. Seguramente durante la semana laboral, sobre todo en las tardes, te has quejado alguna vez de molestias de espalda, vista cansada y dolores de cuello. ¿No es verdad?

Pues bien, esta distracción algo dolorosa es tan irritante como que un compañero te cuente lo que pasó en su novela favorita la noche anterior. Después de todo, ¿cómo vas a poder concentrarte en redactar un informe cuando secretamente estás tratando de estirar esos músculos adoloridos?

Mantener una postura adecuada, que brinde soporte a tu cuello y espalda, te ayudará a deshacerte de los dolores y podrás concentrarte en las actividades de tu día laboral. Comprando una silla ergonómica que esté específicamente diseñada para mejorar la postura podrás evitar estas dolencias cotidianas. Échale un vistazo a esta guía de postura; ¿estás sentado correctamente?

3. Haz una lista de tareas

En lugar de preocuparte por cumplir con todas tus obligaciones o por ese algo importante que no debes olvidar hacer antes de que termine la semana, haz una lista de tareas. No solo te ayudará a visualizar claramente lo que tienes que hacer (suele ser menos grave de lo que crees), sino que además puedes organizar tus actividades de acuerdo a su importancia.

Todoist puede ayudarte a llevar registro de todo y a agregar tareas sobre la marcha y a medida que surjan. No solo eso, sino que también podrás compartir proyectos, asignar tareas y colaborar con colegas. Y, durante esas horas en las que trabajas sin conexión (ver punto anterior), la aplicación te permite acceso total continuo.

4. Trabaja con plazos

Hay algo acerca de los vencimientos que nos hace prosperar en el trabajo y otras áreas. Entonces, en lugar de decirte que te irás a casa cuando hayas terminado (pues podrías seguir allí a las 10 pm), mejor establece plazos diarios. Ya sea que decidas irte a las 5 pm en punto o terminar esa propuesta antes de las 2pm, seguramente te esforzarás más si sabes que tienes que cumplir con un plazo determinado.

5. Bebe abundante agua

agua

No solo es saludable, sino que el agua es refrescante y también puede repeler los primeros signos de fatiga y hambre. Es realmente muy simple: cuando nuestro cuerpo está deshidratado, nos cuesta concentrarnos debido a la falta de energía. Conclusión: toma más agua.

Dicho esto, también queremos sugerirte el consumo de aperitivos saludables como los plátanos, que son alimentos que liberan la energía lentamente. Solo asegúrate de que ambas cosas estén al alcance de la mano de modo que no te distraigas yendo al dispensador de agua o a la cocina de la oficina.

6. Divide las tareas en otras más pequeñas

No quieras hacerlo todo de una sola vez, o acabarás autodestruyéndote. Quizá piensas que eres muy bueno para el multitasking cuando en realidad estás haciendo malabares con demasiadas cosas y terminándolas con una calidad inferior a tu capacidad.

Así que tómate un momento para pensar y una vez que hayas priorizado tus tareas en Todoist, divide la más grande en partes más pequeñas y manejables. Al establecer metas realistas para cada día (o incluso por hora), disfrutarás de una gratificante sensación de logro cada vez que pones un visto bueno a otra tarea de tu lista.

7. Modifica tu estilo de vida

Hay varios cambios que puedes introducir a tu vida cotidiana para mejorar tanto tu capacidad intelectual como tu estado de ánimo.

Los científicos dicen que el ejercicio es un factor muy importante en la productividad laboral. No solo eso, sino que ser activo regularmente trae beneficios que se extienden mucho más allá de los confines de tu oficina. En última instancia, un estilo de vida más sano y activo conduce a un aumento en la productividad, una gestión del trabajo más inteligente y productos de mayor calidad. Incluso notarás que tienes más energía y tu discernimiento se agudiza. De manera que, ¿por qué no caminas hasta tu trabajo mañana o das una caminata en la hora del almuerzo?

La fatiga es otra auténtica distracción en la oficina, pues el cansancio ralentiza tu producción, disminuye tu rendimiento y, en general, empeora tu día. Es por eso que dormir bien y tener una rutina establecida sin duda mejoran tu atención y la capacidad para concentrarte en la oficina. Incluso puedes entrenar a tu cerebro para que siga un mejor patrón de sueño.

8. Invierte en unos auriculares

auriculares

Se ha demostrado muchas veces que la música puede contribuir a tu productividad. Piénsalo: ¿cuántas veces le subes el volumen a tu estéreo para hacer tus tareas domésticas con más ánimo o buscas la lista de reproducción perfecta para prepararte para salir un viernes en la noche? La música en el trabajo puede tener efectos similares, solo asegúrate de que sea del tipo adecuado. Quizá quieras evitar las mezclas de discoteca cuando estás redactando un informe importante para tu jefe. Y seguramente es más conveniente escuchar música sin letra, de lo contrario podrías distraerte cuando estás tratando de leer o escribir.

Pero ten presente que si pones tu música demasiado alto te convertirás en la molesta distracción de alguien más. Asegúrate de mantener tus auriculares encendidos y el volumen bajo.

9. Limita el tiempo que navegas

¿Cuántas veces al día te distraes con o te sientes tentado a revisar las redes sociales o ciertos artículos? Tal vez piensas: “Voy a leer este nada más” y antes de darte cuenta has desperdiciado otros 10 minutos.

Es muy fácil dejarse arrastrar al agujero negro de las redes sociales cuando trabajas en línea, en cuyo caso utilizar firewalls es una excelente opción. Podrías optar por bloquear los sitios web de las redes sociales y otras distracciones por un cierto periodo de tiempo, como hace Concentrate (solo para Macs). O quizá prefieras utilizar Stay Focused, una aplicación que te ayuda a limitar el tiempo que pasas en sitios que son una “pérdida de tiempo” mediante el establecimiento de un periodo en el que te puedes dar gusto.

Tales aplicaciones te ayudan a aprender cómo mejorar la concentración limitando el número de distracciones a las que te enfrentas cada día. Así puedes aplicarte realmente y trabajar.


Sobre el autor: Daniel Wilson es un redactor freelance apasionado por la productividad, el liderazgo y las tendencias en gestión. Péscalo en su Twitter @danwilson_1986 o envíale un correo electrónico si estás interesado en trabajar con él.

¿Quieres organizar tus tareas con la mejor app de gestión de tareas y de listas de cosas? ¡Todoist puede ayudarte en más de 10 plataformas! Empieza Ahora - Es Gratis o Saber más.